EXPLORA
LAS COLECCIONES

de Goya y Lucientes, Francisco

Fuendetodos, Zaragoza, 1746
Burdeos, 1828

Francisco de Goya y Lucientes nace en Fuendetodos (Zaragoza) en 1746.

Poco se sabe de su infancia si bien de muy joven entró como aprendiz en el taller del pintor José Luzán. En 1763 y 1766 se presentó a los concursos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, sin conseguir los resultados deseados. Ante estos fracasos viajó a Roma y después regresó a Zaragoza donde trabajará en los frescos de la Basílica del Pilar.

En 1775 se traslada a Madrid donde inicia su trabajo para la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara, bajo la dirección de Mengs y del arquitecto Francisco Sabatini. Realiza la serie de cartones con escenas de caza destinada al comedor de los príncipes en San Lorenzo de El Escorial.

En 1780 conoce a Gaspar de Jovellanos quien, hasta su caída en desgracia en 1799, fue amigo y protector de Goya. El 7 de mayo es nombrado por unanimidad académico de mérito de la Academia de San Fernando. En 1784 nace su hijo Francisco Javier, fruto de su matrimonio con Josefa Bayeu, el único de los siete hijos del pintor que sobrevivió y poco después es nombrado pintor de cámara. Hacia 1792 Francisco de Goya contrae una enfermedad que paulatinamente le irá dejando sordo. Un año después, durante un viaje por Andalucía, vuelve a caer gravemente enfermo trasladándose, durante la convalecencia, a casa de su amigo Sebastián Martínez en Cádiz. Tres años después viaja de nuevo a Andalucía, y en Sanlúcar de Barrameda visita a la Duquesa de Alba.

En los meses anteriores y posteriores a la invasión francesa y al inicio de la Guerra de la Independencia, Goya, al igual que sus compatriotas, vivió sometido a los numerosos vaivenes que acompañaron la caída del Antiguo Régimen en España. Tras el primer sitio de Zaragoza, el general Palafox había invitado al pintor a trasladarse a la capital aragonesa con el fin de representar los sucesos acontecidos durante el sitio de la ciudad.

En 1810 inicia la serie de aguafuertes Desastres de la guerra, que finaliza hacia 1815 con los llamados Caprichos enfáticos. El artista, que no consta que se ausentara de Madrid entre 1809 y 1813, trató pues de hacer una narración de la violencia de la que fueron testigos y víctimas los españoles durante los años de la guerra, como si de una crónica se tratara.

El 4 de abril 1820 Goya asiste por última vez a una sesión de la Academia de San Fernando. Jura lealtad a la Constitución y al rey Fernando VII.

Tras el fin de la guerra y la vuelta al trono de Fernando VII, se inicia una persecución de todas aquellas personas sospechosas de haber colaborado con el emperador francés durante la invasión. A pesar de que Goya nunca pudo ser formalmente acusado, cada vez más, se aparta de la vida pública y se retira a su casa conocida como “La Quinta del sordo” donde desarrolla las Pinturas Negras.

En 1924 Francisco de Goya, marcha a Francia tras pedir licencia real por seis meses y se instala con su amigo Moratín en Burdeos. En 1826 se encuentra de nuevo en España, donde solicita su jubilación, que le será concedida con su sueldo íntegro de pintor de cámara y permiso para residir en Francia. Muere el 15 de abril de 1828 en Burdeos, sus restos reposan hoy en San Antonio de la Florida.

Al cementerio

Al cementerio

Goya y Lucientes, Francisco de

La violencia de la que Goya es testigo durante la Guerra de la Independencia (1808-1814) le impulsa a retomar dibujos, bocetos y estampas. Este tipo de trabajo, de carácter privado, constituye un método eficaz a través del cual expresar el dolor y la angustia ante los acontecimientos de los que es a la vez testigo…

Lo peor es pedir

Lo peor es pedir

Goya y Lucientes, Francisco de

La violencia de la que Goya es testigo durante la Guerra de la Independencia (1808-1814) le impulsa a retomar dibujos, bocetos y estampas. Este tipo de trabajo, de carácter privado, constituye un método eficaz a través del cual expresar el dolor y la angustia ante los acontecimientos de los que es a la vez testigo…

Clamores en vano

Clamores en vano

Goya y Lucientes, Francisco de

La violencia de la que Goya es testigo durante la Guerra de la Independencia (1808-1814) le impulsa a retomar dibujos, bocetos y estampas. Este tipo de trabajo, de carácter privado, constituye un método eficaz a través del cual expresar el dolor y la angustia ante los acontecimientos de los que es a la vez testigo…

Espiró sin remedio

Espiró sin remedio

Goya y Lucientes, Francisco de

La violencia de la que Goya es testigo durante la Guerra de la Independencia (1808-1814) le impulsa a retomar dibujos, bocetos y estampas. Este tipo de trabajo, de carácter privado, constituye un método eficaz a través del cual expresar el dolor y la angustia ante los acontecimientos de los que es a la vez testigo…

No llegan a tiempo

No llegan a tiempo

Goya y Lucientes, Francisco de

La violencia de la que Goya es testigo durante la Guerra de la Independencia (1808-1814) le impulsa a retomar dibujos, bocetos y estampas. Este tipo de trabajo, de carácter privado, constituye un método eficaz a través del cual expresar el dolor y la angustia ante los acontecimientos de los que es a la vez testigo…

Gracias á la almorta

Gracias á la almorta

Goya y Lucientes, Francisco de

La violencia de la que Goya es testigo durante la Guerra de la Independencia (1808-1814) le impulsa a retomar dibujos, bocetos y estampas. Este tipo de trabajo, de carácter privado, constituye un método eficaz a través del cual expresar el dolor y la angustia ante los acontecimientos de los que es a la vez testigo…

VER TODAS LAS OBRAS