13/12/17 % COMENTARIOS

Bebe y yo, Savignac de Miremont, 2011

Carlos Gollonet

Editor y comisario de exposiciones de fotografía

Bebe y yo, Savignac de Miremont, 2011

Nicholas Nixon
Bebe y yo, Savignac de Miremont, 2011
©Nicholas Nixon. Cortesía Fraenkel Gallery, San Francisco
© Colecciones Fundación MAPFRE

Nixon siempre ha dirigido su objetivo hacia temas con los que siente una implicación real e íntima. En las fotografías familiares y especialmente en los retratos de su mujer, Bebe, se intensifica esa proximidad que hace visible sus emociones y sentimientos. El misterio de la vida privada se abre ante nosotros sin tapujos y compartimos esos fragmentos de su mundo; de hecho, estas fotografías se podrían ubicar en la órbita de la fotografía amateur, pero es la carga de significado que tienen estas imágenes para él, la sencillez con la que se enfrenta al tema, la manera en que se recrea en la belleza de las formas, lo que trasciende de los retratos familiares y los sitúa en el mundo del arte, convirtiendo personajes reales y próximos en universales.

Grandes fotógrafos adoptaron como tema sencillamente su ámbito más cercano, la familia. Como Harry Callahan, y su poderosa atención al mundo real y próximo en el que se desenvolvía diariamente, donde situaba los inolvidables retratos de su mujer Eleanor y su hija Barbara. O Emmet Gowin y sus maravillosos retratos de Edith, a los que luego se incorporaron sus hijos en el entorno de la casa familiar en Virginia. Tanto ellas como Bebe son mujeres fuertes, poderosas, el centro afectivo y espiritual de la vida de los artistas.

Bebe ha sido un tema permanente, donde toma forma visual la intensidad de su relación. Sus retratos transmiten pasión, que se hace aún más evidente con los años: «mi verdadero amor, mi mejor amiga, el centro de mi vida». Esta colección de imágenes se convierte en un diario de su vida en común, pues Nixon trabaja de manera continua y Bebe está siempre ahí, presta a una colaboración gracias a la cual existen algunos de los retratos más intensos de la fotografía contemporánea, tanto como los de Rebecca Strand o Georgia O’Keeffe un siglo atrás. Su mirada, su pelo alborotado, su sonrisa cómplice, algún rayo de luz inesperado, todo es digno de ser recordado para Nixon.

Esta fotografía forma parte de uno de sus últimos proyectos Bebe y yo. En la última década experimenta con un cámara de mayor formato a su habitual cámara de 20 x 25, ahora de 35.5 x 28 centímetros con la que se capta hasta el más mínimo detalle de la imagen. Por primera vez en formatos verticales, Nixon se incorpora a la escena en esta serie de autorretratos compartidos. Siempre preocupado por el proceso de envejecimiento, por la manera como nos transformamos físicamente y nos relacionamos con el otro, nos hace ahora participes de la intimidad de su duradera relación en estas fotografías colaborativas que se convierten en una celebración de su vida en común. Esta imagen es una de las más recientes incorporaciones a la Colección de fotografía de la Fundación, resultado de una generosa donación de Nicholas Nixon con motivo de la actual exposición en las salas de la Fundación en Madrid.


Acepto la política de privacidad


COMPARTIR Y DESCARGAR

  • Link
Carlos Gollonet

Carlos Gollonet

Historiador del arte, editor y conservador jefe de fotografía de Fundación MAPFRE, desde comienzos de los años 90, ha comisariado más de veinte exposiciones de fotografía: Helen Levitt, Richard Misrach, Hiroshi Sugimoto, Lee Friedlander, Garry Winogrand, Harry Callahan, Fazal Sheikh, Dayanita Singh, Emmet Gowing, Bruce Davidson, Nicholas Nixon entre otros.  Como editor ha sido director de publicaciones de la Diputación de Granada y director de la colección Maestros de la Fotográfica de Tf Editores. Ha publicado numerosos artículos en libros y revistas especializadas y es asiduo conferenciante y miembro de diversos jurados de fotografía (PHotoEspaña, FotoPres, Cartier-Bresson Award, Foto Levallois, etc.). En 2010 se le concedió el Premio Entrefotos 2010.