Autorretrato

Fortuny, Mariano

Reus, Tarragona, 1838
Roma, 1874


Autorretrato

ca.1864-65


TÉCNICA

Lápiz graso y carboncillo sobre papel

MEDIDAS

Medida mancha: 41,7 × 30,7 cm (16 7/16 × 12 1/16 in.)

INVENTARIO

FM000127

CLASIFICACIÓN GENÉRICA

Dibujo

DESCRIPCIÓN

La modernidad de su obra y la brevedad de su vida son las dos circunstancias que condicionan los juicios a veces muy dispares sobre su pintura. Nacido en Reus (Tarragona) en 1838, se formó en la Escuela de Bellas Artes de la Lonja, cuando esta institución seguía apegada a un rígido academicismo. Completó su formación bajo la dirección del pintor nazareno Claudio Lorenzale, discípulo a su vez de Overbeck. Lo que le inclinaría desde muy pronto hacia la estética de un purismo internacional de raíz ingresca.
En 1857 gana la Pensión para estudiar en la Academia de Roma, concedida por la Diputación de Barcelona, trasladándose a la capital italiana al año siguiente. Una vez allí cumple con sus obligaciones de pensionado y envía varios dibujos de temática diversas que evidencian el impacto ejercido en el joven pintor por los grandes maestros del renacimiento italiano. Por eso no es demasiado frecuente en estos primeros años romanos el cultivo del género del retrato y en ese sentido este autorretrato adquiere una especial importancia.
En la exposición Fortuny (1838-1874) inaugurada en el MNAC de Barcelona en octubre de 2003 figuraba un autorretrato al óleo ca. 1858, perteneciente a dicho museo, así como un calco del mismo propiedad del Museo de Arte e Historia de Reus. Al comparar estas dos últimas obras con el “Autorretrato” objeto de estudio, parece obvio que éste fue realizado con posterioridad. Muestra una factura mucho más suelta y un mayor domino en el tratamiento volumétrico. Desde un punto de vista estilístico, evidencia también no solo la huella dejada por Ingres en el nazarenismo catalán, sino también del retrato español del siglo de oro, especialmente Velázquez, de este último toma el realismo espontáneo en el giro portentoso de la cabeza y la viveza de la mirada. La beneficiosa influencia de Ingres sobre el nazarenismo se evidencia en la grata lineación para articular una forma que sugiere una mirada al clasicismo de la mejor tradición académica. Por todo ello pienso que este autorretrato debe estar hecho en torno a 1864-65, cuando Fortuny es dueño ya de un estilo propio que empezó a encontrar cuando la Diputación de Barcelona le encarga un cuadro de “La batalla de Tetuán”, a cuyo escenario sería enviado Fortuny como cronista. Naturalmente, el color y la luz de un lugar para él exótico le impresionaron de manera que se inicia ahora una etapa en su obra, cuya característica mas evidente es el abandono del rígido academicismo con que pintó sus primeras obras históricas y no solo en el estilo, sino en la actitud personal del pintor frente al tema. Es, además, el inicio de una técnica a base de manchas que irá ganando bazas muy brillantes en el curso de los años.

A su regreso de este viaje a Marruecos que no sería el último, pasa por Madrid y descubre el Museo del Prado, luego viene una corta estancia en París y el regreso a Roma. Otra vez Marruecos y, por fin, Madrid donde acomete el cuadro de “Las reinas Mª Cristina de Borbón e Isabel II pasando revista a las tropas” realizado en torno a 1866. Es un óvalo que en su origen iba a ser encastrado en el techo de uno de los salones del palacio parisino del duque de Riansares, segundo esposo de Dª Mª Cristina. Fue el duque quien le prolongó a Fortuny la pensión en Roma y a ese mecenazgo se debe este cuadro que en todo caso formaba parte de un proyecto decorativo más amplio. Es uno de los cuadros singulares entre los del pintor, fundamentalmente por su planteamiento espacial, con el ángulo visual de la composición en un plano vertical lo que fuerza una perspectiva en picado para ocupar toda la superficie de la tela y lego divide la escena en dos partes completamente independientes: en primer plano el cortejo real y al fondo el campo de batalla que se ve al fondo, en el que el horizonte está marcado por unas suaves laderas. El colorido brillante distribuido en toques menudos que hacen vibrar a la multitud que se mueve en el lienzo. En esta estancia en Madrid, contrae matrimonio con Cecilia Madrazo y los trámites burocráticos del matrimonio le inspira el cuadro de pequeño formato “La vicaría”, preparó muchos bocetos y terminó el cuadro en París. Su exposición en la casa Goupil en 1870 fue un acontecimiento artístico memorable y los críticos y los artistas, saludaron el acontecimiento sin regatear elogios.
Los últimos escenarios de la obra de Fortuny fueron Roma, Granada y Portici. En este último lugar pintó en 1874 ”Desnudo en la playa de Portici” cuya composición en atrevida diagonal y cuya luminosidad sobre la arena gris de la playa es uno de los dos cuadros que abren la puerta de la modernidad en la pintura española; el otro cuadro, pintado por Eduardo Rosales es el “Desnudo”, lienzo deliberadamente inacabado de un brío y una frescura desconocidos en la época. Ambas obras nos hacen pensar en Degas o Manet. Los dos artistas murieron con pocos meses de diferencia y ambos en plena juventud.
[Ana María Arias de Cossío]

INSCRIPCIONES / LEYENDA

Estampilla Fortuny en el ángulo superior derecho

BIBLIOGRAFÍA

18 acuarelas y dibujos. Mariano Fortuny, 1838-1974, cat. exp. Barcelona, Sala Parés, 1972.
Atelier de Fortuny. Œuvre posthume objets d’art et de curiosité, París, Imprimerie de J. Claye, 1875.
DOÑATE, Mercè ; MENDOZA, Cristina ; y QUÍLEZ I CORELLA, Francesc M. (comisarios), Fortuny (1838-1874), cat. exp. Barcelona, Museu Nacional d’Art de Catalunya, Diputació, 2003.
Fortuny, 1838-1974, Madrid, Fundació Caixa de Pensions, 1989.
GIL FILLOL, Luis, Mariano Fortuny. Su vida, su obra, su arte. Barcelona, Iberia, 1952.
GONZÁLEZ LÓPEZ, Carlos, Mariano Fortuny Marsal, Barcelona, Diccionari Rafols, 1989.
Mariano Fortuny. Exposición primer centenario de su muerte, cat. exp. Barcelona, Junta de Museos; Madrid, Comisaría Nacional de Museos y Exposiciones, 1974.
Mariano Fortuny Marsal: grabados y dibujos, cat. exp. Madrid, Biblioteca Nacional, 1994.
Mariano Fortuny Marsal: grabados y dibujos, cat. exp. Marbella, Fundación Museo del Grabado Español Contemporáneo, 2000.

FECHA DE INGRESO

2002

PROCEDENCIA

Donación García Viñolas
VER TODAS LAS OBRAS

COMPARTIR Y DESCARGAR

  • Link