Corrida de toros

© Los titulares de los mismos © COLECCIONES FUNDACIÓN MAPFRE

Lagar, Celso

Ciudad Rodrigo, Salamanca, 1891
Sevilla, 1966


Corrida de toros

1937


TÉCNICA

Pastel y lápiz graso sobre papel

MEDIDAS

Medida papel: 23,3 × 26,5 cm (9 3/16 × 10 7/16 in.)

INVENTARIO

FM000297

CLASIFICACIÓN GENÉRICA

Dibujo

DESCRIPCIÓN

En el transcurso de los años treinta, los temas españoles reaparecieron con fuerza en la obra de Celso Lagar y, entre ellos, los dedicados a la tauromaquia interesaron de nuevo al pintor de manera especial. En verdad, los temas taurinos habían estado ausentes de su obra desde su primera etapa juvenil, y el hecho de que el pintor los retomase en esta fecha es singular, pues entonces vivía y trabajaba en Normandía, alejado por completo tanto del medio artístico parisino como de la geografía española. Teniendo esto en cuenta, se podría decir que las tauromaquias de Lagar son, ante todo, evocaciones.

Su biógrafo, Narciso Alba, ha comentado con acierto que las escenas de toros del pintor no son, en realidad, corridas, sino capeas de pueblo en las que la tragedia, casi inevitablemente, ocurre (Alba, 1992, p. 139). Esta afirmación es especialmente evidente en la obra que comentamos; una pieza que, mejor que titularse Corrida de toros, debería ser referida como La cogida, pero que, en cualquier caso, señala cómo en la evocación de lo taurino en Lagar puede existir un contenido subyacente de carácter metafórico. Ante sus escenas de tauromaquia, la crítica francesa que prestaba atención al artista reaccionó acudiendo a determinados tópicos de lo español que dejaban la puerta abierta al fácil fantasma de la españolada. Los caracteres de evocación y metáfora que señalamos sitúan la obra de Lagar, sin duda, en otro ámbito. Como en tantos creadores españoles que desa­rrollaron su obra en Francia, en Lagar, el encuentro con la modernidad provocó un cierto síndrome de desarraigo que en algún momento sería necesario estudiar con detenimiento; síndrome de desarraigo que se acentuaba al prolongarse la estancia en el país vecino y que quiso ser paliado por algunos creadores mediante un determinado reencuentro con lo castizo. Por otro lado, al residir en París entre 1911 y 1914, Celso Lagar fue quizás el primer artista plástico vinculado a la Generación del 27 que decidió probar fortuna en la capital francesa. En 1917, a los dos años de su regreso, Lagar presentó en Barcelona el primer ismo promovido en nuestro país: el planismo. Se trató de un ismo individual de difícil definición, y no muy pródigo en obras, pero que parecía conciliar aspectos concordantes de los lenguajes cubista, futurista y simultaneísta.

Lagar regresó a París en 1918 y a partir de entonces desarrolló su obra en Francia. Su estilo de la primera posguerra europea se ha relacionado con el retorno al orden. Pero quizás, y sin obviar la influencia general en ese momento del Movimiento Moderno, Lagar estuviese más cercano al neoexpresionismo o neorromanticismo que desarrollaron coetáneamente Soutine, Utrillo, Pascin, Chagall, Kisling o Fujita; movimientos, ambos, que fueron muy atendidos por la crítica del momento y que incluso encontraron acogida en España, pero que hoy en día han desaparecido de los manuales y de las historias del arte. En buena medida, la obra de Lagar se mantuvo en esta tónica hasta 1930. A partir de ese momento, como ya ha quedado expuesto, Lagar, un tanto apartado del milieu parisino y retirado a Normandía, se convirtió en un pintor independiente. Las cualidades expresivas y primitivistas de sus obras se mantuvieron. Pervivió también el acento melancólico que las caracterizó siempre, aunque da la sensación de que, en sus temas españoles, la voluntad figurativa del pintor es más acentuada, y, en alguna medida, Corrida de ­toros es prueba de ello.

[Eugenio Carmona]

INSCRIPCIONES / LEYENDA

Firma estampada en el ángulo inferior derecho

BIBLIOGRAFÍA

ALBA, Narciso, Celso Lagar: los cuadros del Petit Palais. Madrid, Imp. La Cooperativa, 1983.
Celso Lagar, aquel maldito de Montparnasse. Valladolid, Junta de Castilla-León, 1992.
Lagar, cat. exp. Salamanca, Ayuntamiento de Salamanca, Caja de Salamanca y Soria y Museo de Art Nouveau y Art Déco, 1997.
Cels Lagar, cat. exp. Barcelona, Galerías Layetanas, 1916.
Cels Lagar: Escultures i Dibuixos Animalistes de Hortanse Begué, cat. exp. Barcelona, Galerías Layetanas, 1918.
Celso Lagar, cat. exp. Londres, Crane Kalman Gallery, 1959.
Celso Lagar, cat. exp. Londres, Crane Kalman Gallery, 1964.
Celso Lagar: exposition rétrospective, cat. exp. París, Galerie de Paris, 1961.
Exposiciò Celso-Lagar. Pintures, Acuarel·les. Cuatro Escultures de M. Bagué (sic), cat. exp. Barcelona, Galeríes Dalmau, 1915.
GARCÍA GARCÍA, Isabel, Celso Lagar. Madrid, Fundación Mapfre, 2010.

FECHA DE INGRESO

2000

PROCEDENCIA

Colección particular, Londres / Crane Kalman Gallery, Londres
VER TODAS LAS OBRAS

COMPARTIR Y DESCARGAR

  • Link